Configuración

General


Notificaciones

Volumen Notificaciones     


Sonidos


Notificación
  


Gol
  


Portada


Visualizar Galería
Visualizar Videos

Una Casa Teñida de Rojo

Por: gherrera
15/01/2017 | 18:30:01


Cuando Hauche tomó esa pelota por la banda derecha en el primer tiempo del juego ante América, ya sabíamos lo que iba a pasar…

Fue quizá por lo especial de la cita dominical o las memorias que indudablemente tiene este estadio, pero esa jugada, con el argentino a velocidad y con espacio, iba, porque la historia de los Diablos así suele escribirse, a terminar no sólo en una simple anotación sino en un gol espectacular. Algunos vimos en Hauche el reflejo de Vicente Sánchez, y es que la tarde de este domingo fue un viaje en el tiempo y una celebración a la casa teñida de rojo, a la guarida de los Diablos que tiene un nuevo y excepcional rostro.




Este estadio guarda miles de anécdotas con el balón como protagonista, la historia de un Club que tiene 10 estrellas y que se asoma sin timidez entre los gigantes del futbol mexicano, si de títulos hablamos. El Nemesio Diez reabrió sus puertas para dibujar una sonrisa centenaria en sus aficionados de todas las edades, porque si algo tiene la gente de esta ciudad con su histórico equipo de futbol es: identidad.




Identidad es la que este equipo y su afición sienten al mirar con orgullo el mural gigantesco que escolta el estadio y la cancha de la popularmente llamada “Bombonera”, ahí están quienes dieron gloria a este Club y el conteo en resplandecientes estrellas rojas, porque no podía ser con otro color, de los 10 campeonatos que los Diablos atesoran a sus vitrinas.

Antes de empezar el encuentro de reapertura recogimos algunas voces de aficionados orgullosos de volver a su casa, enfundados en bufandas, chamarras, sombreros, gorras o cuanta cosa pudieran portar para dejar en claro que se estaba entrando en el famoso “infierno” del Toluca. Decían que su pasión era de toda la vida, que incluso les hubiera gustado ser parte de cada uno de los 100 años de historia del Club, y que a como diera lugar iban a transmitir esa pasión escarlata de generación en generación porque este no es sólo un equipo de futbol sino su forma de vida. Eso es el futbol.




A la hora del partido, con el sol intenso y su fascinación por visitar los juegos en este estadio, si el nuevo Nemesio Diez luce espectacular vacío, con su afición en efervescencia es un paraíso visual. Las bufandas levantadas al momento de la ceremonia de inicio fue una postal digan de formar parte del mural gigante que resguarda la historia del equipo.

Los Diablos, con el queridísimo por estas tierras, Hernán Cristante, multicampeón como jugador y hoy director técnico, estuvieron a la altura de la fecha especial. Ganaron con dos golazos, el de Hauche y el de Jesús Méndez, que impactó la bola como si fuera el otrora temible Víctor Ruiz. El equipo alcanzó una conexión especial con su gente, que, si bien nunca se ha perdido, hoy se reavivó con la promesa de empezar a dibujar, de la mano de la nueva casa, un Toluca de época como aquel de Cardozo, personaje que aquí, cuando se nombra, se tiene que decir de pie y con respeto absoluto.

Ya volvió el Nemesio Diez, con esas sensaciones de aduana impasable, de ser un estadio que come rivales y derrite sin piedad intentos de vulnerar al mismo infierno. Lució el Toluca, con algunos vistazos a los mejores tiempos, y es que bien dicen que no hay nada mejor que casa y los Diablos están de vuelta en la suya.







Dirección de Comunicación

Temas de Interés

Relacionados

Bancomer
Voit
EA Sports
Puma